Saltar la navegación

5. CONFIGURACIÓN FINAL DEL PROYECTO

La configuración definitiva del proyecto ha de contener una justificación de los motivos que dan lugar a la implantación del proyecto de FP Dual, que pueden ir desde el interés del sector empresarial del entorno, hasta la necesidad de potenciar el ciclo formativo acercándolo a la empresa o por la necesidad de mejorar la inserción laboral del alumnado de formación profesional.

Junto con la configuración de la formación que acabamos de ver en los puntos anteriores, hay que determinar una serie de conceptos que van a definir el diseño del ciclo formativo para la modalidad de FP Dual. Estos conceptos son los siguientes:

- Definir carga horaria en la empresa: según la Orden, el alumnado de un proyecto de formación profesional Dual (CFGM o CFGS) tendrá una estancia mínima en la empresa de 530 horas y máxima de 800 horas, sin contar con el módulo profesional de FCT. A la hora de definir esta carga horaria, se debe partir del análisis de las actividades significativas de los módulos profesionales, y cuáles de éstas pueden ser llevadas a cabo en la(s) empresa(s) con las que hay firmado un compromiso de colaboración. Por tanto, no se trata de “¿cómo se rellenan las 530 horas de dual?” sino de organizar los contenidos del ciclo entre los distintos bloques de formación del alumnado, comprobando que una vez hecho, el bloque de formación en la empresa cuente con 530-800 horas.

- Periodo en alternancia: en el primer curso comienza a partir del segundo trimestre, para garantizar la formación inicial prevista. En el segundo curso se desarrolla antes del módulo de FCT. Puede estar definido en dias, semanas o meses, pero debe contemplar estancias alternadas entre el centro docente y los centros de trabajo de las entidades participantes.

- Horario: en el proyecto debe reflejarse el horario habitual y el que se realice de manera excepcional, siempre entre las 7:00 y las 22:00 h., como establece la Orden, con un máximo de 8 horas al día. Los fines de semana no pueden contemplarse de manera general, excepto en aquellos proyectos que de manera excepcional lo justifiquen (p.ej.: actividades deportivas que sólo se organicen durante fines de semana) y deben contar con la aprobación de la Dirección General de FP y la DT correspondiente. Si la empresa realiza desplazamientos fuera de la provincia, debe reflejarlo en el convenio y solicitar igualmente autorización a la DT correspondiente.

- Número mínimo de alumnado: mínimo de cinco, que comiencen y continúen en el proyecto. Este criterio no es arbitrario, ya que el esfuerzo de poner en marcha un proyecto de FP Dual es enorme, y por tanto debe contar con alumnado suficiente y soporte del tejido productivo del entorno.

- Criterios de selección de alumnado y empresas: el centro obtiene el compromiso de colaboración de determinadas empresas, que garantizan una serie de puestos escolares en Dual. Todo el alumnado matriculado en el ciclo formativo puede optar a dichas plazas, y dentro del equipo docente deben contarse con una serie de criterios de selección del alumnado para estos puestos. Algunas consideraciones previas pueden ser las calificaciones en las pruebas de los módulos previamente a la incorporación a la empresa, o la actitud y colaboración en el día a día de clase. Junto a esto, se debe incidir que los criterios sean diversos (no sólo valore la parte académica) y cuenten con distintos instrumentos (entrevistas, pruebas, etc.). Una vez que se realice la presentación al alumnado explicando en qué consiste la FP Dual, podría ser un criterio valorar positivamente que el alumnado muestre motivación propia y autonomía en formar parte del proyecto (p. ej.: presentar una carta con sus motivaciones para participar en el proyecto, etc.).

Es también recomendable no presentar criterios demasiado restrictivos, de forma que un criterio como “las ocho mejores notas en los módulos implicados”, es más conveniente que “obtener una calificación mínima de 7 en las pruebas x”.

Junto a esto, también es necesario determinar criterios a la hora de seleccionar las empresas con las que se va a realizar la fase en alternancia, entre los cuales destaque el compromiso a colaborar de manera estable, y la ausencia (en la medida de lo posible) de factores variables que pudieran poner en riesgo la puesta en marcha del proyecto. Las empresas pueden participar en el proceso de selección del alumnado, en el grado que determine el proyecto, siempre intentando que no apliquen criterios arbitrarios o que impliquen algún grado de discriminación (género, etc.)

- Rotaciones entre las distintas empresas: en un mismo curso el alumnado puede realizar la parte de formación en alternancia en distintas empresas, y, dependiendo de la organización que se determine en el proyecto, el alumnado podrá rotar entre dichas empresas. Dicha organización debe presentarse con claridad a la hora de plantear criterios de elaboración de horarios al Equipo Directivo del centro docente. Debe realizarse un plan de rotaciones, al menos, un mes antes de la incorporación del alumnado a la empresa, que puede ser flexible, por ejemplo teniendo en cuenta empresas que dependen de factores variables como la climatología, o la demanda de pedidos.

- Seguimiento del profesorado: el profesorado deberá realizar una visita a la empresa como mínimo cada 15 días, siempre usando el sentido común dependiendo de la periodicidad de la estancia del alumnado en cada empresa. No obstante, existen empresas que demandan la presencia del profesorado durante la gran parte de la estancia del alumnado en sus instalaciones. Ejemplo práctico: si un alumnado asiste a la empresa 4-5 días semanales, el seguimiento podría realizarse cada 15 días mínimo, pero si el alumnado asiste 2-3 días o menos a la empresa, podría realizarse el seguimiento cada tres semanas mínimo. En todo momento debe tenerse en cuenta que el seguimiento que el profesorado debe hacer del alumnado en un proyecto de FP Dual no es el del módulo profesional de FCT, ya que en este caso se debe evaluar la adquisición de competencias específicas de otros módulos del ciclo. En este sentido, debe interactuarse con el alumnado de manera continua, nunca al final de su estancia en la empresa. Junto a esto, deben realizarse contactos continuos con la empresa para determinar qué actividades se están realizando y cuáles no, para reforzar estas últimas en el centro docente o a través de los mecanismos previstos en el proyecto.

- Seguimiento del alumnado: el alumnado que forma parte de un proyecto de FP Dual debe realizar un seguimiento de su propio aprendizaje. El profesorado debe orientar al alumnado sobre qué herramientas utilizar para evaluar su aprendizaje: guías de evidencia (p. ej.: fotos de motores, reparaciones realizadas, etc.), diario de actividades realizadas. En este sentido, es fundamental que el alumnado cuente con el programa formativo (con actividades vinculadas a los contenidos del ciclo), para que conozca qué actividades concretas va a aprender en la empresa, y pueda tener un registro de cuándo las realizan y su grado de adquisición al realizarlas. Estas herramientas podrían ser objeto de exposiciones en clase sobre su estancia en la empresa, dejando siempre claro que las actividades realizadas tienen relación expresa con los contenidos del ciclo, desterrando el pensamiento de algunos alumnos/as que cuestionan que en la FP Dual se “aprende” menos que en la modalidad presencial tradicional, al perder de vista la vinculación entre actividades y el contenido del ciclo formativo.

- Renuncias:

- Todo el alumnado puede renunciar a la fase de alternancia, excepto que el ciclo sea 100% Dual.

- Se puede incorporar un alumno/a si entre 1º y 2º curso completa las 530 horas de estancia mínima en la empresa. Este caso debe comunicarse a la Administración Educativa. Aunque es una situación compleja, ya que habría que diseñar un programa formativo específico para el alumno, muy diferente al consensuado entre la empresa y el Instituto.

- Los proyectos en FP Dual se dirigen a oferta presencial completa, en caso de que el alumnado quiera tener un módulo convalidado, y éste se imparta en Dual, no podrá realizarse.

- Se debe intentar animar al alumnado para evitar renuncias, debe intentar finalizar su formación y obtener la titulación, especialmente aquellas renuncias motivadas por encontrar un trabajo temporal. En determinadas ocasiones la existencia de una renuncia debería motivar una reflexión del equipo docente sobre un posible proceso de selección fallido, para detectar problemas y evitar que se repitan.