Saltar la navegación

Planteamos la elaboración de un proyecto.

Cuando el departamento de Familia Profesional decide presentar un proyecto de FP Dual, debe tener claro qué tejido empresarial le rodea y qué empresas pueden ser aptas para participar en la formación de su alumnado, porque no será posible presentar un proyecto si no disponemos de empresas adecuadas.

 

Pero antes de dirigirnos a la empresa parece que lo más acertado es que el Departamento de la Familia Profesional, y especialmente el Equipo Docente de los grupos con módulos profesionales duales, haga un diseño previo del ciclo en la modalidad de Alternancia. Para ello es necesario:

  1. Decidir qué módulos profesionales van a ser impartidos en Alternancia. Dependiendo de nuestro entorno es posible que sea viable para todo el ciclo formativo completo o sólo para algunos de los módulos.
  2. Establecer cuáles serán los periodos de formación en la empresa, ya sean diarios, semanales, mensuales o trimestrales. Es necesario tener en cuenta que el primer trimestre del primer curso debe ser realizado en las aulas y que ya no se admiten periodos de estancia en la empresa seguidos que superen los quince días.
  3. Fijar el peso que la formación en la empresa tendrá en la calificación final de cada uno de los módulos profesionales duales, estableciendo en función de qué aspectos se adopta.
  4. Determinar las Actividades, a partir de los Contenidos y Competencias que recoge el currículo del título, que son susceptibles de ser impartidas en centros de trabajo, y que serán propuestas a las diferentes empresas participantes.